miércoles, septiembre 14, 2016

En otro lado, en otros rumbos, me pierdo, me encuentro escribiendome, tejiendo, viendo a los niños, teniendo charlas largas con gael, siempre tuvo esa sensibilidad especial el pipon, siento que cuando nos encontramos en esa preadolescencia rebelde, y nos miramos, somos como dos viejitos sabios, los dos sabemos...
Bruno vive todo esto como una gran aventura,de esas que se disfrutan a capa y espada, defiende castillos, construye titanics con rastis, pero no me deja sola, siempre fue demandante, pero con sus cuatro años y la inocencia a flor de piel aparece a cada rato para besarme la mano y decirme que me ama, creo que el tambien sabe, a su manera, pero sabe. Y los dos estan ahi, cerca, y cuando siento que no puedo mas me acerco yo, y los abrazo fuerte, o los lleno de cosquillas, yo se que ellos saben que al final siempre fuimos una familia de tres. Cuatro, si sumamos a una sere inquebrantable, una sere que me mira desde su alfombra al lado de la estufa, una sere viejita y cansada, como yo.
Hay dias asi de raros, donde hay que juntar todo el coraje para plantarse la sonrisa y llevar al peque a un cumple.
Pero todo lo malo tiene su lado bueno, donde no habia nadie, de pronto hay algunas poquitas personas nuevas, que preguntan como estas, que necesitas, que escuchan, sin aconsejar, que levantan el animo, que hacen creer que es posible. Algunas otras ausencias duelen, las que uno daba por sentado que estarian ahi, pero no.
Dejar ir duele.
La peor parte sera dejar de amar calculo, arrancarse el sentimiento y los planes, barajar y dar de nuevo.
Si algun dia lo logro, si dejo de amar, si rearmo esta mini familia, sabre que gane.
Soy una guerrera aunque haya perdido la batalla.

4 Dijeron de mi...:

Liza dijo...

desde Chile te acompaño!

ELENA dijo...

No voy a preguntar nada, apenas siento lo que te pasa, tengo pena, pero se que todo va a pasar, voy a rezar para que Dios te dé fuerza! Cariños!

Marisa dijo...

Hola, Delfina, entré por casualidad a mi propio blog que hacía tanto que no visitaba, y me encontré con que también vos habías vuelto... te mando un abrazo con mucho afecto,

mamaosa dijo...

¡Gracias por volver a TU casita!!!!